• Fútbol Local

Palabras vacías



Fútbol Local, como medio informativo doliente del fútbol femenino y en vista de los recientes sucesos relacionados con la propuesta de Liga Femenina en Colombia para el año 2021 entregada por la DIMAYOR, quiere expresar su inconformidad, preocupación respecto al desarrollo y futuro de este deporte en nuestro país. Así mismo, se une a la voz de protesta expresada por las mismas protagonistas y otros medios de comunicación que como nosotros, intentan hacer de esta disciplina, una mejor.


Año tras año se demuestra que hay grandes talentos con aspiraciones deportivas y algunos proyectos serios para formar una liga de fútbol femenino decente. Sin un apoyo real ni una estructura, Colombia ha logrado clasificar a la máxima cita de la categoría e incluso ha traído medallas doradas en los Panamericanos o en la Copa Libertadores. Resultados se han visto, pero el deseo real de impulsar el deporte a donde se merece no aparece por ningún lado.

Este año seguramente la excusa será la pandemia, como si solamente afectara a nuestro país, porque en el resto del mundo sí se ha podido hacer el esfuerzo por mantener ligas con condiciones aceptables para el desarrollo deportivo de las protagonistas. Contrario a lo que está sucediendo alrededor del planeta, donde el deporte evoluciona y cada día hay más oportunidades de la mano de una industria más desarrollada, en Colombia

. Un “torneo” invitacional de aproximadamente 50 días de duración es impresentable para luego andar “reiterando el compromiso frente al fútbol femenino”.


“El fútbol femenino no es rentable”, “la empresa privada no está interesada en patrocinar”, “la calidad del fútbol femenino es deficiente” es lo que siempre se lee y escucha de los detractores del deporte y nosotros nos preguntamos: ¿Qué empresa va a querer patrocinar un producto que se muestra al público durante menos del 15% del año? ¿Cómo se pretende mejorar la calidad del deporte si no hay continuidad para las deportistas? ¿Cómo esperan rentabilizar un torneo en el cual no hay ni tiempo para preparar un proceso? ¿Por qué no se han tenido en cuenta las propuestas hechas por las mismas jugadoras? ¿Cómo se pretende que alguien viva todo un año con un sueldo de dos meses? Cada año que pasa, en vez de tener más respuestas, las preguntas aumentan y lo hacen con un ritmo desconcertante. Antes el barco estaba a la deriva, ahora ni sabemos con certeza si existe el barco.


El fútbol femenino en Colombia requiere inversión, pero antes de la inversión necesita de un interés real por parte de todos los actores involucrados en esta disciplina para su impulso y desarrollo y en este momento no hay de lo uno ni de lo otro. No tiene proyecto, no tiene rumbo y por tanto, no tiene futuro. ¿Qué tiene que pasar para que haya una Liga Femenina con condiciones decentes?


La triste noticia es que para todas las personas (futbolistas, cuerpos técnicos, periodistas y demás profesionales involucrados) que sueñan vivir del fútbol femenino cafetero, por ahora seguirá siendo simplemente eso: un sueño. Uno imposible de cumplir con todo lo que pasa o mejor, lo que no pasa.


Basta de palabras sin trasfondo real, basta de palabras vacías. Esta propuesta NO demuestra compromiso con el fútbol femenino. Ya es una cuestión básica de dignidad, en la cual hay una gran cantidad de personas esperando vivir de un deporte que ya merece su lugar, pero que a toda costa, están buscando desaparecer.


24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo